PERO… Y QUE ES LA FORMACIÓN CASTRENSE ?.

foto Mayor

Durante décadas el Colegio Militar Antonio Nariño (CMAN) ha entregado a la sociedad Colombiana jóvenes formados en valores y principios con un arraigado amor a la patria a sus instituciones y a sus familias; esto se ha logrado gracias a la combinación efectiva  de tres elementos básicos que son la formación castrense, la formación intelectual y el fortalecimiento físico. Dos de las anteriores son perfectamente claras y no requerirían mayor profundización, que son la formación intelectual a través de una serie de planes de estudios y técnicas de  enseñanza – aprendizaje, empleadas a nivel mundial y con una efectividad comprobada para la cual nuestros docentes se han capacitado. La segunda es el fortalecimiento físico pues como lo dice el viejo adagio… mente sana en cuerpo sano,  por intermedio de la cultura física enseñamos a nuestros alumnos a respetar su cuerpo y lógicamente a no dañarlo con sustancias extrañas. Pero en lo que me gustaría hacer énfasis es en la formación castrense porque si leemos y releemos; el concepto resultante podrá ser diferente dependiendo de la óptica o concepción desde donde se mire…. pues normalmente lo relacionamos con una orientación netamente Militar y resulta que esta  también es aplicada dentro  de la formación sacerdotal. Por ello, para nuestro Colegio Militar Antonio Nariño (CMAN), la instrucción y jerarquía  castrense, son los cimientos fundamentales de la formación en disciplina de todo alumno y  cadete de nuestra institución, que deberá apuntalar el concepto global de la formación integral.

Así que cuando hablo de “instrucción o formación castrense”, me refiero a aquellas actividades orientadas a fortalecer competencias específicas como la disciplina y la  templanza, dirigidas tanto al cuerpo como a la mente, para ello las formaciones, ejercicios, voces de mando, saludos, paso de obstáculos y voz fuerte…… dejando muy en claro que la formación castrense no tiene nada que ver con el empleo o enseñanza sobre las armas de fuego o malos tratos físicos o que denigren del ser humano.

Lamentablemente en el inconsciente de muchos padres y madres de familia, que no hacen parte de nuestra comunidad educativa, existe la idea errada, por decir lo menos, de que la formación castrense que promulga nuestra institución es sinónimo de agresión física o de arbitrariedad por parte de quienes tenemos la responsabilidad formadora….. nada más alejado de nuestra realidad y vocación Nariñista. Nuestra realidad y vocación es precisamente la de fomentar la individualidad y conciencia a partir de la disciplina que da una formación con el mejor estilo Militar, en el entendido que la epistemología de la palabra “Militar” es nada más ni nada menos que “uno entre mil”.

Muchos podrán preguntar  “porque optar por una formación en mando y jerarquía para mi hijo o hija” y la respuesta es muy sencilla…. porque tiene una estrecha relación con la formación para el respeto de la Personalidad y la consiguiente autoridad vertical; todos, para lograr ser jefes o líderes, debemos primero aprender a ser subordinados de alguien que por edad, dignidad o gobierno nos supervise y controle.

Por esto y por la mentalidad de facilismo e inmediatez que hoy invade a nuestros jóvenes es que este su Colegio Militar Antonio Nariño (CMAN) continuará implementando la formación castrense, pues estamos convencidos de que es un método extraordinario para forjar el carácter, fortalecer la disciplina, potencializar el amor por la patria y por la familia;  templando de paso, el espíritu de sus hijos e hijas. También estamos convencidos que a través de la formación castrense y de la verticalidad de la organización, sus hijos e hijas serán lo que ustedes esperan que sean.

La corrupción, el desorden, el facilismo, el no temer a Dios y el irrespeto por la autoridad  son el sino de la sociedad actual, todo esto por la sencilla razón de que en nuestra sociedad los conceptos de disciplina, orden, fundamentación en valores y principios, se están convirtiendo en obsoletos, muchos de nuestros jóvenes consideran que el ser honesto, honrado o moral es para otras personas.

Considero que los padres y madres que leen estas líneas están de acuerdo conmigo en no permitir que nuestros hijos e hijas cojan el camino fácil o que para llegar a ser alguien en la vida acepten el camino de la corrupción o la deshonestidad, pues para evitar eso es que estamos aquí, esa es nuestra vocación, porque NOSOTROS BUSCAMOS LO MISMO QUE USTED.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *